Asociación de Amigos de la Fundación Joaquín Díaz


Ir al formulario de inscripción on-line >

Las piezas secretas de la Fundación


Escantillón de Campanero

Regla para los fabricantes de campanas



El escantillón era una tablilla de madera, generalmente de boj, que servía de regla a los fabricantes de campanas. El abad Pluche, en su obra "Espectáculo de la naturaleza", traducido al español en 1773, hablaba de la pieza dándole varios nombres: escantillón, brocheta, pitipie, calibre o perfil.



Esta pieza que se conserva en la Fundación perteneció a la familia de Iris Lázaro, de Trévago (Soria) quien generosamente la cedió. Uno de los lados tiene una R mayúscula (de campana de tipo Romano) y la otra tiene una E mayúscula que corresponde al modelo Esquilón, de hombro algo más estrecho. En la página 38 del libro citado se explica perfectamente cómo se ha de usar el escantillón para formar la tabla de hombros marcando con el compás.



Óleo de Luis Eduardo Aute

Representando a Carlos Montero

Plancha de cobre de la Virgen de la Pasión de Valladolid

Lámina devocionaria

Escantillón de Campanero

Regla para los fabricantes de campanas

Linterna Mágica

Cámara oscura de proyección de imágenes

Dioramas de Engelbrecht

Recortables para teatros en miniatura

Taxiphote

Visor estereoscópico

Leporello

Libro en zig-zag

Rolmónica

Instrumento mecánico aerófono

vincent&vincent-media