Asociación de Amigos de la Fundación Joaquín Díaz


Ir al formulario de inscripción on-line >

Adquisiciones y publicaciones con la Fundación


Matraca de manivela o de cajón

Instrumento de percusión



Matracas y carracas con sin duda instrumentos milenarios presentes en las más viejas culturas, asociados a ritos y liturgias pero también a momentos de algarabía y disfrute. Del mismo modo que se conoce en los rituales católicos aparece en los ortodoxos, o en los judíos del tiempo de Purin, cuando en la lectura del libro de Ester se nombra al rey Amán haciendo sonar todos los niños las tabletas y matracas hasta hacer inaudible tan proscrito nombre en la tradición hebrea. Con esa misma desaprobación figura hoy en los partidos de fútbol, para recriminar la actuación del árbitro o del equipo contrario. Aparecen en Oriente, Occidente, Africa y América con diversos usos, desde el religioso apuntado en ceremonias de rito de paso, villancicos y fiestas navideñas. Aunque hoy ha quedado relegado al ciclo de la Semana Santa, para el momento de algunos oficios y algunas procesiones no hace mucho tiempo que todavía aparecía en las clásicas cencerradas de mozos y chiquillos que atronaban a los recién casados que habían celebrado el enlace bajo circunstancias determinadas poco habituales: matrimonios entre viudos, con diferencia de edad entre los contrayentes o sencillamente a aquellos que no habían querido pagar “la patente” a los mozos por el enlace.

En este caso presentamos un modelo de matraca de cuatro lengüetas, que se accionan merced al movimiento de un rodillo al que se han acoplado varios dientes salientes. Sobre una plancha rectangular que hace de soporte hay clavadas, en uno de los lados menores, cuatro varillas alargadas y flexibles rematadas en cuatro macillos en forma cilíndrica que son levantadas alternativamente por estas púas al mover la manivela del rodillo. Al caer sobre la tabla golpean alternativamente produciendo el sonido estridente que se amplifica notablemente merced a a que como base de todo el conjunto aparece una caja de resonancia, abierta en una de las caras que posibilita la expansión del sonido. Otros modelos, curiosamente alternan la rueda de púas con un cilindro dentado propio de la carraca en una curisosa combinación de sonido producido por el contínuo de esta rueda y el del golpe alternativo de los mazos. La adquisición del instrumento elaborado a mediados del siglo XX y en perfecto estado de conservación ha sido posible gracias a la colaboración de la Asociación de Amigos de la Fundación Joaquín Díaz.






Acordeón cromático

Fabricado por la Casa Cantulia (Alemania) hacia 1940-50

Dulzaina castellana de llaves

De ocho llaves de madera de encina, fabricada hacia 1979-1980

Palos de paloteo

Para la danza de Almaraz de Duero (Zamora)

Tambor redoblante

Instrumento de percusión

Guitarra romántica española

Instrumento de cuerda pulsada

Salterio

Modelo de Huesca

La Campana

Disco compacto

Acordeón diatónico

Doble botonadura

Caja redoblante

Instrumento de percusión

Matraca de manivela o de cajón

Instrumento de percusión

Laúd

Estilo renacentista

Arrabel o rabel de Pedro Bernardo (Ávila)

Instrumento de cuerda frotada

vincent&vincent-media